Álava muestra su pasado industrial como gran atractivo turístico

Play Video

La ‘Ruta por el pasado industrial de Álava’ propone un itinerario lineal que permite conocer y disfrutar el patrimonio industrial más importante del Territorio Histórico en coche, en bicicleta o en transporte público a través de las líneas de Alavabus. Se trata de un recorrido físico por las comarcas de Montaña Alavesa, Llanada Alavesa y Añana, pero también temporal desde el pasado industrial más moderno hasta el más lejano.

Operarios trabajando en las salinas

El recorrido hacia el pasado arranca en el año 1889 con la puesta en marcha del Ferrocarril Vasco-Navarro, el popular ‘trenico’ que atravesaba gran parte la provincia para unir Bergara (Gipuzkoa) y Estella (Navarra); continúa con la apertura del yacimiento de asfaltos naturales de Mina Lucía en Atauri en 1872 y el inicio de la producción de Fournier en 1870; y se remonta hasta 7.000 años atrás cuando empezó a extraerse sal en el Valle Salado.

La propuesta ‘Ruta por el pasado industrial de Álava’, desarrollada en colaboración con Basquetour, se concreta en una publicación promocional de 32 páginas cuya versión digital está disponible desde hoy en la sección ‘descargas’ del portal web alavaturismo.eus y estará disponible también en las próximas semanas en su versión en papel en las oficinas de turismo municipales y comarcales del Territorio.

Baraja de cartas Fournier.

Paisajes mineros

La Diputación Foral de Álava ha aprovechado el estreno de esta nueva propuesta turística para presentar el proyecto del Itinerario de los Paisajes Mineros de Asfaltos Naturales. La diputada foral de Sostenibilidad, Agricultura y Medio Natural, Amaia Barredo, ha  destacado que “se lleva trabajando en análisis patrimonial industrial en materia de asfaltos naturales en la Montaña Alavesa hace más de una década. Tenemos identificados todos los recursos a través del Plan Director ya desarrollado y le vamos sumando otros como es el Itinerario de los Paisajes Mineros de Asfaltos Naturales para situar esta comarca como primera referencia de patrimonio industrial de asfaltos”.

El recorrido propone un trazado circular de 39 kilómetros que se inicia en el túnel de Cicujano, y del que se puede visitar lugares de interés patrimonial como  la factoría de Leorza, la estación de Maeztu, el poblado de San Ildefonso o las Minas de San Román entre otros. Un itinerario que permite disfrutar de recursos de atracción medioambiental y turística para “conectar la naturaleza que envuelve la comarca a través del parque natural de Izki con el patrimonio industrial cuyo eje vertebrador es el pasado minero y el ferrocarril” ha explicado Barredo.

Además, será posible realizar algunos de estos tramos del recorrido interpretativo de los paisajes mineros en bicicleta. “A lo largo de este año está previsto que concluyan los trabajos de restauración ambiental y paisajística del recorrido, de manera que el visitante pueda conocer los paisajes mineros y su contexto geológico, natural y socioeconómico” ha expuesto la diputada foral.