“La vida ha tenido una forma muy curiosa de sorprenderme continuamente”

_MG_6773

Más sobre:

Raquel Balencia, exmodelo y diseñadora donostiarra de alta costura, a los 25 años ya había dado varias vueltas al mundo como modelo. Ha desfilado, entre otros, para Dior y Valentino y, ahora, en su nueva etapa como diseñadora de alta costura, retorna a sus raíces donostiarras. Nos lo cuenta en esta entrevista exclusiva para BasqueMagazine.

El mundo de la moda le atrajo desde pequeña.

El mundo del diseño, tanto de joyas como de ropa, el mundo del arte, de las antigüedades y de la historia, siempre me ha atraído, desde pequeña. Pero el mundo de la moda como maniquí, llamó mi atención de adolescente, casi con 18 años, al ganar varios concursos de belleza y ver en ese trabajo la posibilidad de visitar a corto plazo, muchos lugares que me fascinaban. De hecho, antes de cumplir los 25 años, ya había conseguido estar en todos los continentes menos Oceanía, participando en concursos de belleza y trabajando de modelo para diferentes agencias internacionales.

_MG_1245_DEF
_MG_9759

¿Se podía imaginar entonces esa niña donostiarra su posterior carrera profesional?

Ni mucho menos, mi libro preferido de niña era un Atlas que ojeaba continuamente, soñado con poder pasar unas largas vacaciones o un periodo universitario en Italia, para descubrir su arqueología. Al final, el destino quiso que Italia fuera el país donde más y mejor he trabajado como modelo, donde me enamoré y formé una familia y donde creé mi marca de alta costura. Ni en mis mejores sueños, podría haberme imaginado disfrutando de Italia como lo he hecho, ni tener la oportunidad de desfilar para Dior y Valentino, haber ganado concursos internacionales de belleza en lugares tan dispares como Líbano y Zimbabwe, haber hecho fotos en un oasis tunecino o haber podido visitar la Casa Blanca en una visita privada. La vida ha tenido una forma muy curiosa de sorprenderme continuamente, cuando menos me lo esperaba.

4

De su trayectoria como modelo internacional, ¿Qué destacaría profesionalmente y personalmente?

Los lugares que visité, la gente que conocí, las experiencias buenas y malas que me hicieron madurar en poco tiempo. Todo ello me ha dado una visión mucho más global del mundo y me ha hecho darme cuenta de lo afortunada soy. He aprendido a equivocarme, a ser natural y cercana sin importarme lo que la gente pueda opinar, a estar satisfecha de mis pequeños logros, mi carrera de modelo, los concursos que gané, mis diseños de moda y joyería, las casas que he decorado a lo largo de estos años, pero sobre todo, a estar feliz con la edad que tengo (acabo de cumplir 40;) y la vida que me toca tener ahora, habiendo vuelto a vivir a San Sebastián para cuidar de mis hijos en un entorno tranquilo y bello. Suena extraño, pero haber trabajado durante tantos años en un mundo tan solitario, exigente y completamente enfocado a la belleza, me ha hecho darle mucho más valor a una vida tranquila y en familia. Hoy en día sigo diseñando y haciendo trabajos de modelo, pero con serenidad, cuando puedo encajarlo con mi papel de madre y esta nueva forma de verlo, me hace disfrutarlo aún más.

_MG_6684_DEF
4D3A8749-Modifica

¿Cómo le resultó el paso de modelo a diseñadora de su propia marca?

Muy natural, siempre me gustó el diseño y tuve la oportunidad de desfilar para grandes marcas de alta costura, disfruté muchísimos al ver de primera mano como creaban sus diseños y poder hablar con los estilistas, así que cuando me quedé embarazada de mi primer hijo, me pareció el momento perfecto para emprender una nueva etapa como diseñadora. Además, ya tenía 34 años y el apoyo de mi marido, que siempre ha creído en mí y me animó a lanzarme al mundo del diseño que tanta ilusión me hacía.

¿Cómo definiría sus creaciones?

Desde el primer momento, lo más importante fue la calidad de los tejidos, los accesorios y la producción de los diseños, la calidad tenía que ser la mejor, si no, nunca hubiera puesto mi nombre a la marca. Por otro lado, tenía claro que quería vestir sueños, vestir a mujeres reales y hacerles sentir elegantes, bellas, audaces y seductoras, con diseños que enmarcan sus formas y les hacen parecer etéreas mientras al caminar, la seda del vestido vuela a su alrededor.

Intenta “destacar lo máximo de la feminidad”. ¿Cómo lo consigue?

Con diseños femeninos y con carácter, que apuestan por ensalzar cada vez, una parte del cuerpo femenino: un vestido que acentúa la cintura por ejemplo, gracias a un corset de tiro alto y varias ruedas de musselina de seda en la falda, otro con la espalda completamente desnuda en un esbozo sin más aberturas o nuestro look más vendido, un vestido de manga larga y falda con dos aberturas y cola, para el que utilizamos siete metros de georgette de seda pura, con flores rosadas sobre un fondo color maquillaje, que realizan exclusivamente para nosotros en uno de los mejores talleres de Como, Italia.

IMG_7526DEF

¿Qué tal lleva el equilibrio entre madre y diseñadora?

Mi papel de madre es el más importante en mi vida y del que más orgullosa estoy, así que el último año, debido a nuestro traslado a San Sebastián y la escolarización de mis hijos, que todavía son muy pequeños, el papel de diseñadora ha quedado un poco postergado. Seguimos vendiendo online en la web de mi marca, www.raquelbalencia.com, sobre todo en el Reino Unido, que es nuestro mercado principal y valorando proyectos que me hacen mucha ilusión, pero que no pondré en marcha hasta el próximo año, momento en el que espero nuestra familia este ya asentada a la nueva ciudad y ritmo de vida.

Afirma que San Sebastián es una de las ciudades más elegantes de Europa. Para quién acaba de llegar, ¿Cómo se la presentaría? ¿Qué le recomendaría hacer?

A cualquier persona que visite San Sebastián, ya sea por primera vez o no, siempre le recomiendo pasear por todo el centro, las playas y el río, disfrutar de su naturaleza urbana, su arquitectura antigua afrancesada, la historia marítima de nuestra ciudad que siempre me ha fascinado, su iluminación nocturna (aunque desafortunadamente no se mantenga todo el año), volcarse en su gastronomía, desde la Parte Vieja a los grandes restaurantes y no dejar la ciudad sin visitar el Museo San Telmo, uno de mis lugares preferidos.

Si te gusta la noticia no puedes perderte:

Interior de la ferrería El Pobal, en Muskiz

Ferrería El Pobal, un paseo por la Bizkaia preindustrial

En el municipio de Muskiz, en la zona minera de Bizkaia, se encuentra esta fábrica hidráulica en la que se trabajaba el mineral del hierro para convertirlo en metal.

Seguir leyendo icono

Suscríbete a nuestra Newsletter

Tenemos el mejor contenido de calidad turística y te lo enviamos a tu bandeja de entrada todos los meses.

Te van a encantar