Disfruta del esquí nórdico en Larra y el valle de Belagua

_DTX6325web copia

Habitado desde tiempos inmemorables por ganaderos y leñadores, el valle del Roncal ha encontrado en el turismo deportivo y de naturaleza un nuevo modo de vida compatible con la tradición. Durante el invierno, su parte más alta, la Reserva Natural de Larra y el valle de Belagua, se cubre de nieve para disfrute de los aficionados al esquí de fondo. Texto Jose Maria de Pablo.

_DTX7421web copia

Tallado por las aguas del río Esca, el valle de Roncal esconde en su fondo dos de los parajes naturales más sorprendentes de los Pirineos, el valle de Belagua, único de origen glaciar en Navarra, y la Reserva Natural de Larra, 120 km2 de superficie kárstica.

Este paisaje ubicado entre los 1.100 y los 1.750 metros de altitud, justo en el límite de Navarra con Francia y la provincia de Huesca, se transforma durante los meses de invierno, tiñéndose con el blanco de la nieve y el sonido alegre de las familias que acuden hasta aquí a disfrutar del centro de Esquí Nórdico Larra-Belagua. Las 15 pistas perfectamente balizadas de este centro de deportes de invierno suman un total de 37,5 km esquiables a las que se puede acceder desde cuatro puntos, Mata de Haya, Bortuzko-Eskilzarra, El Ferial y La Contienda, donde se encuentran los puntos de venta de forfaits.

Lo más habitual es no contar con material propio, así que hay que pasar necesariamente por el sector de El Ferial, donde se ubican las oficinas y los servicios de alquiler de esquís, bastones, botas, raquetas e incluso, trineos. Además, desde este punto es posible acceder a 5 pistas de diversos niveles de dificultad, ideales tanto para esquiadores novatos como para avanzados, así como a una de las dos pistas de raquetas del complejo, que suman casi 10 km, también empieza aquí y permanece abierta hasta el 30 de abril.

Sin título_1.147.1web copia

Debido al carácter familiar de las instalaciones se ofertan cursos de iniciación en el esquí nórdico, tanto individuales como para grupos, así como paseos guiados con raquetas. Casi todo el mundo termina la jornada invernal al aire libre disfrutando de una merienda caliente junto a la chimenea en el bar-restaurante de El Ferial o, totalmente relajado en el solarium con vistas a las pistas.

Rodeados de cumbres de más de 2.000 metros, las pistas de La Contienda están trazadas sorteando los grandes bloques de rocas calizas, las simas kársticas -algunas de profundidades abisales aún sin explorar- y los enigmáticos pinos negros, una especie de altura característica de este lugar azotado por una climatología tan complicada que no es raro ver ejemplares desmochados, por no decir directamente calcinados, por los rayos.

El valle de Roncal y su queso

Es famoso por su queso con Denominación de Origen elaborado con leche cruda de oveja latxa criada en los pastos del valle y elaborado de manera artesanal. En Burgi está Larra (www.quesoslarra.com), una quesería artesanal que ha obtenido diversos premios a nivel nacional e internacional que mantiene sus puertas abiertas a los visitantes interesados en conocer más sobre el queso roncalés.

En medio del valle de Belagua está Borda Marengo, única quesería de Roncal que hace queso con leche de sus propias ovejas. Venden directamente al público en la misma borda. Los siete pueblos que forman parte del valle (Burgui, Garde, Vidángoz, Roncal, Urzainqui, Isaba y Uztárroz) conservan con mimo su arquitectura tradicional y el trazado de sus calles empedradas. Hay que pasearlos todos descubriendo sus encantadores rincones.

En Isaba, hay que visitar su iglesia fortaleza y entrar a conocer las ancestrales costumbres del valle en la Casa de la Memoria; En Roncal, la Casa-Museo del tenor Julián Gayarre, y en el cementerio del pueblo su monumental mausoleo, obra del escultor Mariano Benlliure. En Burgui hay que parar en el Museo de la Almadía, el rudimentario sistema de transporte en balsas formadas con los troncos de los árboles hasta los mercados de las orillas del Ebro, y el Pueblo de los Oficios, un recorrido al aire libre que empieza en el puente medieval y termina en la foz de Burgui.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Tenemos el mejor contenido de calidad turística y te lo enviamos a tu bandeja de entrada cada quince días.

Te va a encantar