El otoño llega al Bodegón Alejandro

bodegon-alejandro-1

Más sobre:

El otoño ha llegado al donostiarra  Bodegón Alejandro, y todo ello se refleja en su carta de temporada. Productos de aquí y de ahora con sabores auténticos. Platos cálidos en los que te harán viajar a la Donostia más sabrosa; perdiz en escabeche con cogollos de Tudela, txangurro a la donostiarra y espuma de pil pillomo de ciervo con salsifí, entre otros.

Reservado del Bodegón Alejandro.
Reservado del Bodegón Alejandro.

Al resguardo del frío

Imagina por un momento: en la Parte Vieja donostiarra las luces navideñas iluminan las calles empedradas y en los bares de alrededor se siente el calor de los que se reencuentran en estas fechas.

Al sentarse a la mesa de Bodegón Alejandro, uno siente y disfruta de esta ciudad, de sus costumbres y de sus sabores. Te invitamos a que disfrutes de nuestra experiencia en nuestro reservado, al calor de los tuyos.

Comedor del Bodegón Alejandro
Comedor del Bodegón Alejandro

Auténtica gastronomía donostiarra

En Bodegón Alejandro centramos nuestra cocina en la autenticidad, la tradición y los sabores clásicos de la gastronomía vasca. Hacemos una cocina honesta, que muestra lo que es y lo que ha sido siempre Donostia, tratando de añadir valor a los mejores productos locales y de temporada.

En la sala, se recupera la esencia de la ciudad y se respira un ambiente tranquilo, íntimo y acogedor. Está decorada con motivos donostiarras, que rinden homenaje a una ciudad que, pese a sufrir devastadores asedios, supo siempre resurgir con fuerza. Una enorme acuarela circular de San Sebastián preside el comedor. Bertsolaris, tamborreros, arrantzales y harrijasotzailes son los otros protagonistas que os acompañarán durante la velada.

Al sentarse a la mesa de Bodegón Alejandro, uno siente y disfruta de esta ciudad, de sus costumbres y de sus sabores.

Os invitamos a conocer la historia de Donostia y su gastronomía.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Tenemos el mejor contenido de calidad turística y te lo enviamos a tu bandeja de entrada cada quince días.

Te va a encantar