Turismo industrial en Euskadi

Minas de Arditurri, Oiartzun.
Minas de Arditurri, Oiartzun.

Euskadi ha constituido una de las mayores concentraciones industriales de Europa. La fuerza, el trabajo, el ingenio y la energía que se concentraron en las zonas mineras e industriales durante más de un siglo tienen un valor singular al ser testimonio de un pasado puro pero, a la vez, épico.

Así, el patrimonio industrial y minero que jalona Euskadi ha configurado un paisaje único que merece ser preservado, explicado y difundido a las generaciones futuras pero, también, a las y los visitantes que quieran conocer nuestra historia.

Coto minero de Aizpea, Zerain.
Coto minero de Aizpea, Zerain.

Bajo la marca "Industrialdia" o "Turismo Industrial de Euskadi" en 2018 la Agencia Vasca de Turismo, Basquetour, comenzó a trabajar en el diseño de un producto turístico que diera a conocer a turistas y visitantes esta parte fundamental de la historia reciente de Euskadi, su industrialización. En este momento, 34 recursos patrimoniales industriales repartidos a lo largo y ancho del territorio conforman la Red Vasca de Turismo Industrial. 34 recursos a través de los cuales es posible conocer la historia industrial de los municipios que los albergan. 34 lugares vinculados a antiguas explotaciones mineras, fábricas, ferrocarriles, astilleros, etc. que poseen un alto valor histórico, cultural, tecnológico, social e incluso científico.

Estos 34 recursos forman parte de la Red europea ERIH, ruta cultural europea reconocida por el Consejo de Europa y principal red de turismo industrial a nivel mundial que aglutina más de 2.000 recursos patrimoniales industriales repartidos por los 50 países europeos.

De todos ellos, una parte significativa están relacionados con la explotación minera. Una actividad que fue clave para entender el proceso de industrialización que experimentó Euskadi. Sin la existencia de yacimientos de mineral de hierro como los que hubo fundamentalmente en Bizkaia, es imposible entender el hecho industrializador vasco.

Coto minero de Irugurutzeta, Irún.
Coto minero de Irugurutzeta, Irún.

Minería

El comienzo de la explotación de las minas, tras la última Guerra Carlista, provocó una rápida expansión de la producción de hierro y del desarrollo de infraestructura de comunicaciones necesarias para posibilitar la explotación masiva y sistemática del mineral así como su exportación a otros países del continente europeo.

El Museo de la Minería del País Vasco, cercano al poblado minero de La Arboleda y al funicular de Larreineta, en plena cuenca minera vizcaína, es uno de los principales recursos turísticos vinculados con nuestro ADN minero, pero no el único. En Gipuzkoa, aunque la explotación del mineral fue de menor escala, sin embargo, se conservan cotos y yacimientos de gran interés turístico.

Destacan el coto minero de Aizpea, en Zerain, el Coto minero de Mutiloa, el Coto minero de Irugurutzeta, en Irún y las minas de Arditurri.

Minas de Arditurri, Oiartzun.
Minas de Arditurri, Oiartzun.

Finalmente en Álava, aunque no se trata de una explotación minera per sé, el Valle Salado de Añana sumerge al visitante en las técnicas de explotación de la sal desde hace 7.000 años. Además, el Valle Salado de Añana está declarado como "Anchor Point", o lugar excepcional dentro de la Red ERIH.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Tenemos el mejor contenido de calidad turística y te lo enviamos a tu bandeja de entrada todos los meses.

Te van a encantar