¿Quieres quedar bien en una cata?

cocinillas_234989706_116368

Más sobre:

Tras la vendimia y a la espera de catar la nueva añada traemos como propuesta un vocabulario básico para entender y poner en práctica una cata de vino. Elaborado por D.O. Vinos de Navarra.

vinos-de-oregon-2-e15807739

En el mundo del vino se utilizan bastantes tecnicismos que están fuera del conocimiento general de los no instruidos. Familiarizarte con algunos conceptos ayuda a entender más sobre vinos y, ampliar vocabulario te da una poderosa herramienta con la que poner nombre a los que estás catando.

1. Terroir: se refiere a una determinada localización que tiene unas características geológicas y geográficas definidas y concretas que identifican a los vinos de esa zona.

2. Maridaje: la combinación del vino y comida para realzar ambos sabores.

3. Posgusto: Son las sensaciones que permanecen tras la cata de un vino, tanto en la garganta como en la nariz

4. Equilibrado: el vino esta armonizado, no hay ninguna característica que sobresalga por encima de otra.

5. Complejo: presenta una gran amplitud en boca tanto aromática como gustativa, esto quiere decir que el vino posee multitud de matices, ligada con frecuencia a la crianza del vino.

6. Redondo: al catar está equilibrado a los cuatro sabores básicos (dulce, salado, amargo y ácido)

7. Sedoso: en boca resulta suave al paladar

8. Limpio: el vino carece de sabores desagradables o no identificables.

9. Tanino: los taninos están presentes en la propia uva y también en las barricas de crianza. El vino puede adquirir cierta astringencia, es decir, al paso por boca se percibe cierta sequedad.

10 Picado: cuando un vino tiene gusto agrio o avinagrado.

Además de todo esto, recuerda lo más importante: disfruta catando vinos en compañía o contigo mismo.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Tenemos el mejor contenido de calidad turística y te lo enviamos a tu bandeja de entrada todos los meses.

Te van a encantar